Ilustración

La nueva exposición de Gary Baseman: The Door Is Always Open